La organización de un matrimonio resulta rápidamente estresante. Pero no nos podemos dejar invadir por el estrés ni la ansiedad y mucho menos si se trata de pequeños detalles irrelevantes: Entonces, aquí les dejo 8 consejos para que eviten el estrés durante el matrimonio:

estres-el-dia-de-tu-boda

1- Kilitos de más: este es un punto que suele inquietar a algunas. Desde que te has enterado que ibas a casarte has comenzado a hacer dietas y ejercicios como nunca antes. No está mal hecho, pero el día de tu boda debes olvidarte de la balanza por completo: ¡el desayuno antes del matrimonio es importante! El simple hecho de estar viviendo un momento tan importante te hará ver magnífica!

2- Vals de matrimonio: algunas tienen miedo de sus dos pies izquierdos y no han dejado de entrenar durante los 5 meses antes de la boda. Respira hondo… Esos tres minutos no serán el único recuerdo de toda la ceremonia.

3- Discurso de testigos: tus testigos de matrimonio te conocen muy bien, así que deja de pensar que van a decir cosas horribles de ti. En lugar de eso, agradéceles por las cosas hermosas que escucharás sin duda alguna.

boda-con-lluvia

5- El clima: no se necesita un sol radiante para tener fotos hermosas. Los invitados en las fotos bajo sus paraguas le da a la boda un toque encantador. Sólo prevé una solución en caso de lluvia y sonríe ante todo.

6- La emoción: seguro que alguna que otra frase va a hacer salir las lágrimas de tus ojos. Déja que así sea y no te preocupes por el maquillaje.

7- Una dama de honor se puso los zapatos equivocados, los centros de mesa no te parecen bien… Los detalles están bien, pero no puedes darte mala vida por eso! Nadie va a notar que el color de las servilletas no es el mismo que el de las flores…

8- Las fotos de matrimonio: cuando se pasa un buen momento en las fotos queda demostrado, no es necesario estar pendiente de salir hermosa en cada foto! Tranquila que el Photoshop existe!

Entonces, ¡tranquilízate! Y no dudes en dejar también tus consejos para evitar el estrés el día de la boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *