Antes, las novias no elegían sino una o máximo dos damas de honor para su matrimonio. Hoy en día, es completamente normal proponerle este rol a un gran número de amigos o familiares ¿No es cierto?. Entonces, la duda se presenta: ¿qué vestidos debemos elegir para las damas de honor? ¿Tiene que ser obligatoriamente el mismo? ¿Es preferible que se diferen mucho de los vestidos para novias o bien deben seguir cierta relación?

vestidos-damas-de-honor

La tradición de vestir a todas las damas de honor con exactamente el mismo vestido vino de Estados Unidos. Algunas veces sin embargo, las damas de honor prefieren darle un toque de personalidad al vestido que van a utilizar. A pesar de ser casi el mismo vestido, algunas juegan con ciertos cortes y tonos de colores diferentes… Esta podría ser una muy buena idea para vosotras.

Pero, antes de decidirte por alguna o otra opción, lo mejor es hablar individualmente con cada una de ellas y así conocer sus gustos y preferencias, por que al final, son ellas las que llevarán el vestido.

En algunas ceremonias, para las novias es importante que una de sus damas de honor – en general su hermana o mejor amiga – esté ligeramente diferenciada de las otras. Para lograr este propósito, generalmente se decide incluir algún detalle que no haga cambiar por completo el juego de vestidos, pero que la haga resaltar. En este caso, por ejemplo, la “elegida” podría llevar un color distinto de vestido de dama de honor o un accesorio especial que la valorice.

vestidos-para-las-damas-de-honor

En el momento en el que vayas a elegir el vestido de las damas de honor, intenta evitar los colores que puedan oscurecer el matrimonio en general, o desentonar mucho: como el negro o el rojo. Te recomiendo que siempre elijas tonalidades más claras como el verde, el azul, el amarillo o el violeta.

¡Así que ya sabes! No dejes de seguir nuestros consejos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *