Ahora que ese hermoso anillo de compromiso brilla en tu dedo, es hora de que dejes de ver el matrimonio como en los cuentos de Disney y que abras los ojos ante una dura realidad. Aquí te advertidos las dificultades que invadirán tu vida una vez te hayas comprometido. No es nada difícil de superar ¡te lo aseguro! Pero es igualmente buena idea anticiparlo.

anillo-de-compromiso

Alguien debe organizar la ceremonia: y sí, una vez pasada la emoción de estar comprometida, lo primero que vendrá a tu mente será el arduo camino que todavía falta para este gran día. Aquí lo difícil será hacer economías, y mucho más si tus padres no tienen la posibilidad de ayudarte con este sueño. !Te encontrarás tú sola ante la tarea de organizar algo que te guste y que entre en tu bolsillo!. Pero tranquila, no te imaginas la gran satisfacción por la que estás trabajando.

Querrás casarte en secreto: esto es porque, en el momento en el que debas preparar la lista de invitados, no dejarás de cuestionarte sobre quiénes merecen realmente estar a tu lado ese día. Creerás por un momento que es mejor la idea de casarse en secreto, para que nadie quiera autoinvitarse a ese momento tan íntimo e importante para ti. Este sentimiento se te pasará, y te darás cuenta de que nada ni nadie podrá arruinar el día en el que serás tú la reina.

La boda de tu sueños puede ser cara, ¡muy cara!: puede que de todo lo que quizás estuviste imaginando para el día de tu boda te haya traído expectativas muy lejos de la realidad y te sientas desilusionada. Sin embargo, teniendo un poco de control, es totalmente posible que algunos detalles sean exactamente como lo imaginaste. ¡Recuerda que, a pesar de la importancia, es un solo día!

Todos tendrán opiniones: tanto la familia como los amigos, muchos de ellos querrán dar e imponer su opinión en cuanto a tu matrimonio y será a veces difícil imponer las tuyas. No te dejes llevar por sus opiniones y recuerda siempre que los únicos que eligen eres tú y tu enamorado.

¿Ya ves? No hay nada terrible. Sólo ten en mente estos detalles y no dejes de disfrutar de este hermoso período.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *