Qué colores elegir para tu Boda

Elegir colores para una boda ayudan a darle una unidad a la decoración y al tema de la ceremonia, y hasta usándolos correctamente, pueden dar una ilusión de mucha opulencia. La mayoría de gente escoge sus colores según su flor o color preferidos. Hay que elegir un color base y uno o dos de acento para jugar con las combinaciones. Empieza por revisar si hay factores predeterminados, por ejemplo, de qué color son las paredes del local de la recepción o si quieres alguna flor específica en el bouquet.

Si ese es el caso, están a medio camino de tener los colores de la boda. Si no hay colores predeterminados que tener en cuenta entonces escoge según la estación en la que celebres. Para verano y primavera se suelen optar por tonos pasteles o colores vivos y fuertes como el salmón o el amarillo, mientras que en invierno las opciones favoritas son el violeta, el azul, los verdes y plateados. En cambio el otoño se tiñe normalmente de colores tierra como naranjas, rojos y amarillos.

Hay ciertas cosas que evitar a la hora de la elección, como no usar mucho negro. Si bien es un color elegante, también transmite un tono sombrío y poco alegre. Si amas el negro, entonces combínalo con colores alegres o con muchas dosis de blanco. No pierdas personalidad eligiendo colores porque “son los colores que se usan”. Mira la decoración en tu casa, piensa qué ambientes te hacen sentir cómoda y de qué colores son estos. Otra cosa que evitar es escoger muchos colores. Dos son perfectos, tres también pueden funcionar, pero más que eso podría hacer que los elementos del local de recepción no se vean unificados, o se vean extraños. El propósito de los colores en una boda, es el de unir todos los elementos, y la mejor forma de hacerlo es jugando con solo dos o tres tonos.

Si tienes ya un tono preferido, pero no sabes qué hacer con él, entonces mira un esquema de colores en forma de rueda. Ésta herramienta dicta los principios de diseño. Puedes optar por una boda monocromática, usando varios tonos de un mismo color; puedes usar colores adyacentes en la rueda como rojo morado azul o morado azul verde. También puedes usar colores complementarios, es decir, los que se oponen directamente en la rueda, como el lila y el amarillo pastel o el verde bosque y el violeta vino. En cambio si tienes un color preferido por sobretodo, lo mejor sería acompañarlo de tonos neutrales para lograr que éste resalte.

Para el 2015 el color más distintivo será el azul en todos sus tonos de acuerdo a la temporada. Siendo los turquesas y pasteles para la época estival y los verdosos y violáceos preferidos para el invierno. Para complementar la paleta de color de a cuerdo con el color azul se recomienda utilizar colores neutro como el perla, el champagne o el dorado, o tonos chocolates para darle un acento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *